Federer y Djokovic avanzan en el Abierto de Australia


MELBOURNE, Australia. Roger Federer y Novak Djokovic continuaron sus marchas hacia un posible duelo en semifinales al superar el sábado la tercera ronda del Abierto de Australia, en la que fueron eliminados los argentinos Juan Martín del Potro y Nicolás Kicker.

Federer, campeón defensor y segundo preclasificado, venció 6-2, 7-5, 6-4 al francés Richard Gasquet, mientras que Djokovic (14) despachó 6-2, 6-3, 6-3 al español Albert Ramos-Viñolas.

“Las expectativas son diferentes” este año, dijo Federer, quien ganó el título en 2017 después de recuperarse de problemas de lesiones. “Llego en muy buen estado físico, muy bien preparado, confiado de que no tengo problema con jugar cinco sets. No sé si va a suceder este año (ganar el título), pero hasta ahora, todo va bien”.

Del Potro, que jugaba en Melbourne Park por primera vez tras cuatro años ausente, perdió 6-3, 6-3, 6-2 ante Tomas Berdych, y Kicker cayó 6-3, 6-3, 6-2 ante el ex número uno del mundo junior, Marton Fucsovics.

“Jugó mucho mejor que yo en todo momento del partido. Golpeó muy fuerte la pelota, sacó realmente bien e hizo un partido inteligente esta noche”, comentó Del Potro sobre su dueño con el checo Berdych. “Mereció ganar”.

Djokovic disputa su primer torneo de Grand Slam desde Wimbledon, tras perderse la segunda mitad de la temporada pasada por una lesión del codo derecho. Esa baja lo hundió en el ranking, por lo que podría chocar con Federer en las semifinales.

“Obviamente esta vez tengo que ser más humilde con mis expectativas porque no he jugado durante seis meses”, dijo Djokovic, 14to cabeza de serie, que en octavos tendrá enfrente al surcoreano Hyeon Chung, que protagonizó una de las sorpresas del torneo al vencer 5-7, 7-6 (3), 2-6, 6-3, 6-0 al cuarto preclasificado Alexander Zverev.

Entre las mujeres, la alemana Angelique Kerber arrolló 6-1, 6-3 a Maria Sharapova para quedar como la única jugadora en el cuadro femenino que ha ganado algún título de Grand Slam.

La campeona de Australia en 2016 confirmó sus credenciales como una de las favoritas a la corona al aplastar a la rusa, que regresó a Melbourne Park por primera vez desde 2016 tras cumplir una suspensión de 15 meses por dopaje.

La rusa había avanzado en un torneo en el que las primeras preclasificadas cayeron en las rondas iniciales, y estaba ganando confianza en la cancha, pero se quedó sin respuestas ante Kerber, que suma 12 triunfos al hilo en su particular reaparición luego de perder varios puestos en la clasificación de la WTA la temporada pasada.

“He aprendido mucho de los últimos 12, 24 meses. Tuve un gran 2016 y el año pasado fue un poco más difícil”, dijo Kerber, que pasó del puesto 1 al 21 del ranking al no poder revalidad sus títulos en Australia y el Abierto de Estados Unidos. “Todo el que me conoce sabe que nunca me rindo”.

La alemana se deshizo de Sharapova en apenas una hora y cuatro minutos, al contrario que la máxima favorita, la rumana Simona Halep, quien tuvo que levantar tres puntos para partido para imponerse por 4-6, 6-4, 15-13 a la estadounidense Lauren Davis en un duelo de 3 horas y 45 minutos.

Halep salvó tres puntos para partido con su servicio en el 22do juego del tercer set en 0-40, y Davis evitó cinco puntos de quiebre en el siguiente juego para mantener vivo el partido.

El tercer set duró 2 horas y 22 minutos, y después de desperdiciar tres ocasiones previas para servir para el partido, Halep convirtió su primer match point cuando la derecha de Davis salió por la lateral.

Davis, número 76 del mundo, solicitó asistencia médica dos veces en el tercer set para atender ampollas en ambos pies.

“Definitivamente fue un partido muy complicado, muy largo”, dijo Halep, quien ha alcanzado en dos ocasiones la final del Abierto de Francia pero aún no consigue un título de Grand Slam. “Nunca había jugado un tercer set tan largo, así que me alegra mucho haberlo ganado. Casi estoy muerta”.

El maratoniano duelo igualó al partido más largo del cuadro femenino de Australia en cuanto a games disputados: Chanda Rubin ganó a Arantxa Sánchez Vicario en 1996 también en 48 juegos. En términos de duración, fue casi una hora más corto que las 4 horas y 44 minutos que Francesca Schiavone necesitó para eliminar a Svetlana Kuznetsova en 2011.

Madison Keys, finalista del U.S. Open, avanzó también al vencer 6-3, 6-4 a la rumana Ana Bogdan. En octavos de final, la estadounidense se medirá a la octava preclasificada, la francesa Caroline Garcia, quien derrotó 6-3, 5-7, 6-2 a la bielorrusa Aliaksandra Sasnovich.

La checa Karolina Pliskova tuvo 11 aces en su triunfo 7-6 (6), 7-5 sobre la 29na favorita, su compatriota Lucie Safarova, en un partido en el que hubo un solo quiebre.

Entre los hombres, el quinto preclasificado Dominic Thiem, eliminó al francés Adrian Mannarino por 6-4, 6-2, 7-5 para pasar a octavos de final por sexta vez consecutiva en un major. El austriaco se verá las caras con el estadounidense Tennys Sandgren, que continuó su mejor racha como profesional al derrotar al alemán Maximilian Marterer por 5-7, 6-3, 7-5, 7-6 (5).

El italiano Fabio Fognini (25to preclasificado) venció al francés Julien Benneteau por 3-6, 6-2, 6-1, 4-6, 6-3.

of-am

Original Article

Previous Cuco Valoy, dice no està conforme con lo que pasa en RD
Next Tigres del Licey contratan lanzadores mexicanos

Suggested Posts

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *